Make your own free website on Tripod.com


Destino: Mi nombre

MARCELO SARACENO

Hablo de mí, cualquiera se da cuenta, pero ya llevo tiempo (siempre tiempo) sabiendo que en el mí, estás vos también... Julio Cortázar PAMPA como quien no reconoce sus pasos al perderse en la llanura ando yo perdido sin encontrarme aunque me busque desde adentro y soy quien pretende ser pájaro y quien pretende ser tierra y soy quien pretende ser agua y quien pretende ser niebla como quien no reconoce su voz al perderse frente al eco así ando yo

EL LÍMITE

TESTIGO DE MI SOMBRA incapacidad de enfrentarme con el mundo de alimentar la duda en cada acción y la constante imposibilidad de crear traigo conmigo un enorme abanico de fantasmas que se amontonan unos contra otros ávidos por librarse de sus oscuros grilletes y yo que no soy más que mi sombra ando por los andenes estorbando la luz (basta con explorar la palma de mi mano para descubrir un destino inconcluso) soy lo que tengo ardiendo en el pecho y no más de lo que hay debajo de mi ropa RABIA quema la soledad con la que vuelvo a recibir la caricia de siempre (la de todos los tiempos) araña a mi silueta desdibujada en noches poco estrelladas como ésta y me encuentra a menudo me encuentra sin consuelo sin piedad sin sentido deseando morder el polvo de algún alma débil como mi sombra y extremadamente ausente como yo LOS PIES SIN LA TIERRA se oyen voces desde el otro lado del muro parecen canciones mal entonadas o rojizos aullidos noche encendida de ruidos y ritmos algarabía todo parece tener su lugar allá afuera lejos muy lejos de mi mundo del otro lado INTEMPERIE el silencio vacía mis arterias desnuda mis cicatrices pone sal en las heridas de la eterna soledad este silencio tan profundo y hostil me deja en carne viva CAZADOR ANÓNIMO en esta noche me he quedado huérfano de aliento huecos de una luna extraña aprenderé a ocupar el espacio que la niebla instaló en mí pleno alivio de transitar esta madrugada sin identidad ARDIENTE CULPA desnuda sobre el rosal lleno de espinas provocas mi carne "quítame con los dientes el alacrán que tortura mi boca" me dices mientras te retuerces anudada entre el deseo y mi gitano corazón ORIGEN DE LAS HORAS despertarse por la mañana por una sola vez sin sentirse ordinario superar la fiebre de los días tras volver a la culpa que me condena y saber desde un principio que siempre se puede caer de pie siempre se puede volver al cuerpo que se abandona mientras no sea tarde las horas se contaminan con el aliento de esta noche tan pálida tan ajena tan sola tan sin mí LÁGRIMAS QUE CURAN la sangre que fue derramada en medio de noches turbulentas hoy la estoy pagando al cargar con mi alma trunca aprendí a no perder la calma antes que perder la vida y la cautela fue el narcótico en las horas desesperadas entre la paranoia de querer volver a ser después de encontrarme te encontré a ti FURTIVOS me aferro a la cercanía de tus pupilas sobre las mías y al lenguaje de las flores que nacen entre las sábanas me arrullan los silencios de tus dedos entre mis cabellos y me sostengo en los besos que vas guardando secretos bajo mi nombre las noches acortan las distancias entre los abrazos que nos cobijan y el tiempo que nos apura BORGES la oscuridad logró cubrir mi esqueleto tras un manto de perceptible soledad compañía que se revela al espíritu extraño y le permite vagar por rincones remotos y desconocidos ¿me quedará intacta la esperanza? no sé no aseguro nada tal vez deje de ser el mismo cuando descubra quién no soy MÁSCARA el roce del mal amor deja astillas por las noches pero él sabe de besos prófugos de habitaciones vacías y del deseo extraviado entre placeres malditos él lame pétalos de orquídeas tras su máscara de luna SEMIPENUMBRA el sueño de verte despierta tomándome la mano se parece al racimo de estrellas que me obsequiaron tus ojos la noche que me quedé dormido VAN GOGH hoy desperté siendo el autorretrato de otra persona desconocidos los ojos negros por dentro ECLIPSE a esta mañana le ganó la desesperación el desaliento y la sombra le ganó el eclipse a la luz y el murmullo al silencio a esta mañana le ganó la lágrima al sol grieta y desolación a esta mañana le borraron los ojos NIEBLA ES LO QUE PASA mi corazón se estrella una vez más contra el infortunio y salgo a la calle ahogándome en un grito a deambular nuevamente por veredas desconocidas sólo logro mirarme hacia adentro pero la niebla de mis ojos me impide ver más allá OSCURA PRIMAVERA hoy mi padre se ha dormido y su rostro se ilumina y la primavera besa sus párpados la paz del mundo se recuesta sobre él y la casa acuna un silencio de pájaros mi padre se ha dormido ¿habrá vuelto en su sueño a esa Italia que lo despidió bambino? es primavera en el barrio y mi madre se viste de negro y las abuelas del barrio también se visten de negro hoy mi padre se ha dormido y es plena primavera en pleno martes y es plena primavera en pleno octubre y es plena primavera tras sus ojos que se cansaron de ver la plenitud EL LÍMITE por primera vez se asomó al acantilado de sus actos y descubrió que ya no le quedaban primaveras se arrodilló en un solo rezo a la orilla de sus ojos bebiendo gotas de miel como pequeños soles RASTRO NOCTURNO a nadie sorprendió cuando la arenisca de mi cuerpo fue dejando rastro el sol recién asomaba y el día se volvía espina al encontrarme en el mismo sitio mudará mi piel se caerá mi pelo mis ojos lastimarán ya nadie se sorprenderá cuando me encuentre enroscado bajo el suelo en tinieblas lengua en dos puntas siempre será la noche una serpiente treparé por las cortezas bebiéndome el veneno ajeno y huiré cada noche en la luz habré de volver cuando nadie crea que existo convertido en otra especie mutando la vida por dolor "TODO TERMINA AQUÍ" ¡largo! ya vete déjame solo esta vez no hables no pidas perdón no más ya no puedo oírte la tarde está totalmente oscura lárgate... duelen no te acerques ¡Oh Dios! duelen ya no hables vete la tarde está totalmente oscura y duelen ¡Dios! ¡Cómo duelen! los clavos que sellan mi ataúd

FIN DE PARTIDA

Explicar con palabras de este mundo que partió de mí un barco llevándome. Alejandra Pizarnik ARDIENTE CARNAVAL aún sostengo en mis manos la balanza de la injusta codicia y recién sabré qué decir cuando las palabras carguen con la verdad he perdido mis oídos he perdido la esperanza y la razón he perdido el camino en medio del remedio que no cura frente al espejo reflejo la mueca que asemeja sonrisas en este ardiente carnaval murga de mi cuerpo huellas en el fango y la soga que no me salva LA VERDAD estuve tan cerca de volver a un paso estuve a un paso de todo o de nada estuve tan cerca de saber que entonces huí para siempre HORIZONTES las luces que llegan desde la ciudad iluminan mi partida y se hace duro el destino por conocer la lejanía que ha dejado en mi alma esta bendita ciudad me empuja sombría y naufragará llena de anhelos invisible mi barca entre la bruma del adiós FULGOR EN LA HIERBA luz del alba que acaricia mi mejilla y transforma mi dolor en pájaro rostros que regresan desde el olvido a sentarse en mi regazo luz que la vertiente derrama en un destello lágrimas sobre mí espera arrullo vuelo beso de un sol que me sostiene en la rama y protege mi huida AMAPOLAS he trazado líneas tendido redes abierto puertas he atravesado infinitos veranos infinitas campanas he cruzado sueños y he vencido al tiempo hasta llegar aquí hoy corto las amapolas que han de adornar tu pelo y acaricio la faz luminosa de la luna de cada pétalo que dobla por ti SHEREZADA por los caminos del desierto se acercan los vientos desde el este traen consigo arenas arremolinadas entre turbantes y camellos las pestañas de unos ojos color almendra dibujan lunas al anochecer fuego de una erótica transparencia que calienta el interior velos que caen como plumas azul azul oscuro de Arabia en el fondo de las botellas y la boca sudada entre los muslos de la madrugada recita los más sensuales versos que haya escrito un poeta LUGARES mi corazón descontrolado viaja por lugares prohibidos rompe reglas fuerza cerrojos se prende desnudo en el latido de algún corazón descuidado y le miente al oído luego se viste y vuelve arrepentido a refugiarse por un tiempo en mí ANTESALA DEL DESAMPARO un abismo separa la calma del estremecimiento flotan sobre aguas extrañas los lamentos concebidos en mudas madrugadas y todos los silencios llevan a mi nombre MITOLOGÍA PERSONAL en la última noche de blanca luna recosté sobre mis hombros la belleza de Afrodita ella no murmuró palabra yo ni siquiera pestañeé el silencio de nuestras sombras esculpió la perfección del instante en la soledad del parque MÚSICA DE BARRILETES con un simple movimiento de la palma de tu mano barres el lamento que ocultan mis ojos sacudes el polvo entre mis años soplas nieblas espantas fobias con un simple movimiento de la yema de tus dedos dibujas barriletes en el gris de mis mejillas sueñas otro sueño que no es el mío bailas ante mí ríes sobre mis labios con un simple movimiento tu cabeza sobre mi hombro germina el silencio que se duerme sin dueño ahora la noche es papel y caña en ti MOTIVOS DEL SILENCIO la casa a la que no regreso hace casi un siglo ha quedado devastada por las soledades y el mal karma la carta en la que me desangro sacudió a más de un fantasma y ha latido a otro ritmo el corazón la lágrima que desciende por el ángulo más vertiginoso de mi rostro se confunde con las olas de mi reflejo en la ventana siempre el mismo viento... este loco viento con sus azotes arrastra mis silencios hacia otro exilio DE PLATA Y MAR profundos secretos y luz de agua pura las olas acercarán el ensueño la sola espera será esperanza y desesperanza ilusión que se arremolina sobre murmullos de espuma MÍSTICA imposible de interpretar con los ojos un crepúsculo excesivo luz el sol comulga con la tierra en perfecta comunión SOMBRAS DE UN ATARDECER son rojos los ojos cerrados al sol con el ocaso en los párpados como el encuentro de las alondras en las costas lejanas la barca acorta distancias entre orillas con las velas repletas de peces cuando los remos son alas atravesando las aguas y su reflejo de cielo FIN DE PARTIDA estoy de vuelta y no he llegado me he topado con las mismas calles con los mismos rostros y con la misma tristeza de hace varios años estoy de vuelta y no he llegado EXTRANJERO DE ACÁ rostros que transitan las calles de un lugar errante paraje de mis recuerdos alienados entre gotas de sudor al ver lo lejos que quedó todo siento lo cerca que estoy de mí entonces regreso con las huellas del ayer como zarpazos y esta nostálgica aventura graba una mueca en mi cara de pie frente a la infancia descubro la casa que no me reconoce EXPLORADOR continúo el camino que comencé desde que no tenía voz me propuse descubrir los tesoros olvidados de arcaicas palabras y aún hoy continúo con la extraña escritura en busca de la milagrosa línea que libere la poesía FAROS alma que no se reconoce frente al espejo del ser y llega desde lugares nunca antes transitados a ocupar su relegado sitio el deseo de pertenecer se encuentra erizado y mi reflejo en la lluvia acomoda en línea a los fantasmas que alguna vez me acosaron alma que sonríe al ver que los ojos como faros vigilan las costas y que la tierra y mi cielo ocupan el mismo espacio AVELLANEDA la lluvia nos encuentra entre párpados y labios lejos del desencuentro y la inundación aprenderé a escuchar tu silencio bajo el agua

DESTINO: MI NOMBRE

Corre, camina más, es poco aquello... Alfonsina Storni RELOJ el corazón vuelve a ser luz después de varios siglos a oscuras los días quebrados vuelven a sanar y las orillas ajadas ya se desbordan los amaneceres vuelven a ser claros cuando se desata el ensueño y quedan enterrados en las arenas del tiempo los momentos perdidos ALIENTO PEREGRINO salir de la inquietud irremediable del destino y su nombre encontrar dentro de uno mismo la fe que cura música en las flores del peregrino que llega hasta aquí rezar cambiar seguir aliento y desaliento que quiebran la desdicha del desencuentro y es abrigo la calma que deja el sol sobre las almas destempladas GALERA DE NIEBLA la llave terminó en el fondo del río y el rostro que yacía en todos los autorretratos se transformó en una máscara se silenciaron las voces se agitaron las manos se agrietaron los vacíos después que el mago abrió la última puerta no quedaron más palomas por soltar PROVIDENCE luz que brota del interior de las cosas luz que revela misterios del Ser luz que cruza el firmamento nombrándome luz previsión del hombre sabiduría de Dios GOLONDRINAS volvieron las golondrinas al atardecer las golondrinas de siempre de todos los ocasos sobre el mismo balcón me senté a esperarlas otra vez nunca faltan llegan con Bécquer se van conmigo CARROUSEL giros lluvia de lirios y de leche tibia sobre los párpados el rostro de cara al cielo y el olor a perfume de rocas ¿habrá llegado a tiempo el amanecer? ¿o se habrá perdido por estos caminos que yo también desconozco? polen polvo de ámbar que acerca el viento a mi nombre otra vez CLARA MEDIANOCHE vuelve la paz al cuerpo que se había perdido por los caminos nebulosos vuelve el tibio aliento de las almas sometidas a renacer entre el aroma de las flores vuelven las sombras azules a deambular por los silencios de la clara medianoche de mis ojos y llegas envuelta en una túnica transparente de estrellas exhibiendo tu desnudez atravesando mi sueño DESTINO: MI NOMBRE cuando el reloj de la infancia se detiene la memoria guarda ese íntimo instante donde los ángeles se duermen ¡ya volverán a despertar en otros tiempos! soy lo que el destino me depara lo que la vida me dicta DE CIELO Y MAR sólo a ti entrego mi desnudez labios de sal que queman mis mejillas ¡larga es la distancia entre mi azul impaciencia y tus brazos! ya no demores ese corazón hacia mí esa cajita desbordada de espuma y estrellas yo te prometo mi nombre como marca de agua imborrable mi nombre: íntima promesa ESTRELLAS MILAGROSAS yo sueño con el blanco cielo sobre mí con la espalda áurea que recorta mi figura sueño con la mano de eternos perfumes trayendo frutas frescas sobre un lecho de pétalos y miel sueño con la voz de mi interior más puro con un verde prado que desata mis zapatos y me besa los pies yo sueño con la espuma de luna en bandeja de plata con un universo repleto de ojos que me llenan de luz