BIOGRAFÍA DE JUAN L. ORTIZ
Make your own free website on Tripod.com

JUAN L. ORTIZ



Puerto Ruíz (Entre Ríos) es el lugar que vio nacer a Juan Laurentino Ortíz el 11 de junio de 1896. 
Al poco tiempo la familia se traslada a las selvas de Montiel; el paisaje de su provincia marcarán 
a fuego al niño que años más tarde convertirá esos elementos en protagonistas de su poesía. 
Estudia en la Escuela Normal Mixta de Maestros de Gualeguay. Temprano lo atrapa el ideario socialista; 
hace vigorosos discursos y comienza a escribir en la prensa gráfica. Tiene un breve paso por Buenos Aires, 
realiza estudios de Filosofía y Letras, se relaciona con el ambiente bohemio y literario de la capital, 
hace amigos entrañables entre escritores y poetas y regresa a su provincia en la búsqueda de su aire, 
de sus elementos, de su paisaje. Nunca militó en grupos literarios ni en partidos políticos. 
Construye así una de las obras cumbres de la literatura en lengua castellana. 

Este poeta no necesitó el fasto luminario de la metrópolis para concebir una obra cuya dimensión 
es tan vasta como profunda; su cuerpo lírico contiene una insospechada renovación que sostiene 
como ejes su entorno/paisaje, su indagación metafísica, junto a su capacidad para rastrear en la realidad cotidiana. 
Su voz extraordinaria aún continúa en secreto y confinada por el mundo oficial de la literatura por haber asumido 
Ortíz su derecho a ejercer su libertad sin concesiones, pagando por ello el alto precio del olvido a una poesía 
fiel a sí misma, auténtica, que deja fuera de ella todo lo que no es digno de su contenido. 
Celebró la revolución rusa del año '17 y la liberación de París; denunció el asesinato de García Lorca 
y los horrores del nazismo; padeció la cárcel durante el golpe del '55 y en 1957 fue invitado a visitar China 
y la ex Unión Soviética encabezando una delegación de intelectuales argentinos. Sus libros también fueron 
alcanzados por la barbarie de la última dictadura teniendo como destino trágico la hoguera.

Desarrolló una activa labor con la poesía extranjera traduciendo a Paul Eluard, los poetas chinos, 
Guisseppe Ungaretti y Ezra Pound. La revolución fue una idea permanente en Ortíz, un motivo que organiza 
y da sentido, pero no por ello puso en lugar secundario sus inquietudes filosóficas y estéticas magistralmente 
transformadas en uno de los cuerpos líricos más auténticos de las letras latinoamericanas.

Juan L Ortiz muere un 2 de setiembre de 1978 y consolida así la leyenda que con el tiempo instalará 
definitivamente su verdadera estatura de poeta.



BIBLIOGRAFÍA